Querella penal interpuesta contra el periodista Juan de Armenia por presuntos delitos de injuria y calumnia agravados

El gerente de ‘Amable’ Jesús Antonio Niño Sánchez, por intermedio de su abogado Andrés Mauricio Quiceno Arenas,  ante un fiscal de conocimiento radicó una querella penal contra el periodista Juan de Armenia...

El gerente de ‘Amable’ Jesús Antonio Niño Sánchez, por intermedio de su abogado Andrés Mauricio Quiceno Arenas,  ante un fiscal de conocimiento radicó una querella penal contra el periodista Juan de Armenia Arcila Giraldo por la presunta comisión de los delitos de Injuria y Calumnia agravados.

Imagen tomada de: Colombia para todos.net

PUBLICIDAD ‘ALCALDÍA DE ARMENIA’

Los hechos

Las conductas descritas en la querella interpuesta, narran lo siguiente:

PRIMERO: El señor JUAN DE ARMENIA ARCILA GIRALDO es el Director del Informador DESPIERTA QUINDÍO, una publicación que se realiza de manera quincenal en la ciudad de Armenia, Quindío, y que se distribuye de manera gratuita en diferentes zonas del municipio.

SEGUNDO: En la publicación efectuada para la Segunda Quincena del Mes de Noviembre de 2019, identificada con el número 88 del Informador DESPIERTA QUINDİO, en la página identificada con el número 2, el señor JUAN DE ARMENIA ARCILA GIRALDO, realiza una serie de afirmaciones injuriosas y calumniosas que afectan de manera personal en su buen nombre y en su honra a mi prohijado, quebrantando el bien jurídico del HONOR.

TERCERO: La publicación, identificada con el título «UN NIÑO MIMADO», específicamente señala:

PUBLICIDAD ‘GOBERNACIÓN DEL QUINDÍO’

«UN NIÑO MIMADO’’

‘’Tener un niño mimado en casa es un problema, siempre nos hará quedar mal, y en muchos casos, se vuelven delincuentes cuando se les da todo lo que ellos quieren. Pero es mucho más grave tener un tipo mimado y mal criado, gerenciando una de las empresas más importante de la ciudad, me refiero al señor Jesús Antonio Niño Sánchez, gerente de Amable, hijo del ingeniero Niño Jesús Arenas. Desde que llegó el año pasado, con su estilo prepotente y pedante, lo primero que hizo fue traer el chofer de su familia y ponerlo a devengar sueldo de la empresa, pero que continuara haciendo los mismos mandados de su casa (primera vez en la historia que se le paga chofer al gerente de esta empresa). Adicionalmente, contrató a su amiga de turno, Ale M, con un salario altísimo pagado también del bolsillo de nosotros los ciudadanos.

La primera «gran obra» que ingenió este nuevo gerente de Amable fue inaugurar por segunda vez un paradero que ya había sido inaugurado por el anterior gerente, el señor José Antenor Ortiz Ávila, (el 27 de septiembre de 2018); de quien denigró todo lo que quiso para tratar de ocultar su gran incapacidad. No se entiende cómo el alcalde Oscar se prestó para ir dos veces a inaugurar el mismo paradero de la carrera 19 con 22 y 23, con el cuento que se inventó el pequeño Niño de que faltaba arreglar un techo.

También salió a los medios de comunicación a prometer que, en este año 2019, tendríamos con toda seguridad la carrera 19 terminada (de la cual solo se ha pavimentado unas cuantas cuadras) y lo cierto es que por su mala dirección no se ha podido conducir esta importante avenida; la afectación para los comerciantes es grande y este próximo diciembre tendrán que sufrir por culpa de una mala planeación de la empresa ¿Dónde están los líderes de los comerciantes que no reclaman los grandes perjuicios causados por la empresa Amable en esta pésima gestión?

Prometió el Niño mimado que tendríamos para este año paradero en el Hospital San Juan de Dios, y que en la calle 50 se construirían dos puentes que ayudarían a mejorar la movilidad en la entrada al barrio los Quindos, pero hasta ahora no hay obras. También citó a los ciudadanos para supuestamente socializar las obras y se dedicó fue a regañarlos y no los dejó hablar porque él cree que todos le deben rendir pleitesía.

Es increíble lo que pasa en la empresa Amable, los gastos de personal fueron aumentados, como pasó en EPQ, y hoy superan los 1.000 millones de pesos al año.

Se puede considerar este tipo de administraciones, que se gastan los recursos públicos en el chofer de la familia y en su amiga de turno, un despojo a los contribuyentes que bastante hemos sufrido con el recaudo de las obras de Valorización.

Ahora estamos en manos de un gerente indolente y al parecer corrupto, porque en verdad no sé cómo llamar a este tipo de individuos que ponen a administrar empresas con recursos y planes valiosos para la ciudad, que ellos, por su incapacidad y estilo nada amable, sino pedante, echan a perder por su incapacidad y estilo nada amable, sino pedante, echan a perder por incompetentes.« (Negrita y subrayas fuera de texto)

CUARTO: Con los apartes subrayados y resaltados en negrita, el señor JUAN DE ARMENIA ARÇILA GIRALDO, conculca el honor y buen nombre de mi poderdante, bajo los siguientes parámetros:

4.1. Lo señala de actos indebidos, puesto que destinar recursos públicos para financiar gastos particulares, es señalarlo de la comisión de delitos. Con ello le afecta en su honra y buen nombre, a más porque lo recalca en el último párrafo donde lo tacha de CORRUPTO, de manera irresponsable.

4.2. De la misma manera, realiza referencias a la vida personal del arquitecto JESÚS ANTONIO NIÑO SÁNCHEZ, cuando se refiere a una persona como su amiga de turno, afirmaciones que igualmente no son del resorte del señor JUAN DE ARMENIA ARCILA GIRALDO, y que por demás pueden resultar atentatorios contra la vida familiar y personal del actor.

4.3. Cada una de las afirmaciones efectuadas y que están resaltadas en el hecho tercero, son totalmente carentes de sustento, son FALSAS, lo que conduce necesariamente a que de un hecho arbitrario, voluntarioso y unilateral de un particular, se desprende una violación de bienes jurídicos, lo que conlleva, necesariamente a la materialización de una conducta reprochable desde el punto de vista jurisdiccional a través de la acción penal.

QUINTO: Esta afectación por demás resulta aun constitucionalmente más relevante, en tanto el señor JUAN DE ARMENIA ARCILA GIRALDO, lo realiza en un documento que se hace público y se entrega en concurridos lugares del municipio de Armenia, como son restaurantes y centros comerciales, lo que conlleva a que afecte en mayor proporción los derechos al buen nombre y la honra de mi prohijado, y que conlleva, aparentemente, una agravación de la conducta tipificada por el suscrito.

El porqué de la calumnia

Acorde con lo anterior, claro está que la injuria se ha materializado al contener el escrito imputaciones deshonrosas que afectan directamente al señor JESUS ANTONIO NIÑO SÁNCHEZ, y provenientes del querellado, la que conduce de manera inescindible a que deba iniciarse la acción penal respecto de éste.

En el mismo sentido, existe calumnia, puesto que hay un expreso y directo señalamiento de CORRUPTO, sin ningún tipo de asidero más que la mera liberalidad y el querer de quebrantar el ordenamiento jurídico, con actos inequívocos dirigidos a la materialización de la conducta, comportamiento doloso que requiere la intervención del IUS PUNIENDO del Estado.

La libertad de prensa tiene límites

Como se puede obtener del pronunciamiento jurisprudencial citado, el derecho al buen  nombre y a la honra son límites inmanentes al ejercicio de la libertad de expresión con que cuentan los ciudadanos, y en el caso concreto, el señor JUAN DE ARMENIA ARCILA GIRALDO, puede formarse la opinión y expresarla, que corresponda relacionada con la gestión gerencial de mi prohijado JESÚS ANTONIO NIÑO SÁNCHEZ.

Sin embargo, dicha libertad está limitada por aquellas afectaciones que, como en el caso de marras, puede generar, a raíz de aseveraciones tendenciosas, injuriosas y calumniosas, como calificarlo de CORRUPTO, y además señalarlo de conductas personales, funcionales y familiares, deshonrosas, lo cual surge simplemente de una liberalidad atentatoria contra el Estado de cosas constitucional.

PRETENSIONES

De conformidad con lo narrado, señor fiscal de conocimiento, me permito solicitar a su despacho lo siguiente:

  1. Que se inicie la investigación correspondiente, a través de los organismos de policía judicial, para confirmar la veracidad de la querella plasmada en el presente libelo.
  2. Que una vez recaudada la información respectiva, adelantada la audiencia de conciliación como requisito de procedibilidad en estos asuntos querellables, se llame al señor JUAN DE ARMENIA ARCILA GIRALDO, a imputación de cargos ante el juez de control de garantías asignado por reparto.
  3. Que en caso tal, se analice desde el inicio la procedencia de autorizar al suscrito la conversión a acción penal privada.

Nota periodística EXCLUSIVA de www.periodismoinvestigativo.com.co 

En este articulo

Únete a la conversación