Una estrella de navidad que brilla de rojo

América de Cali vuelve a ser el campeón del fútbol profesional colombiano después de once años de sequía donde vivieron también la adversidad de jugar la B por cinco años. Sufrir, llorar,...

246
246

América de Cali vuelve a ser el campeón del fútbol profesional colombiano después de once años de sequía donde vivieron también la adversidad de jugar la B por cinco años.

Sufrir, llorar, desesperarse, vivir en carne propia las consecuencias de la famosa lista Clinton y hasta maldecir la gestión de don Tulio Gómez. Todo eso y mucho más tuvo que soportar durante once años ese hincha americano que siempre guardó en el fondo de su corazón la ilusión de volver a ver a su ‘mechita’ campeón.

PUBLICIDAD ‘ALCALDÍA DE ARMENIA’

Lo de ayer, un triunfo con categoría, 2-0 sobre Junior, quién era el actual bicampeón del fútbol colombiano, un juego inteligente, bien planteado, bien ejecutado en el terreno por esos once guerreros que devolvieron la sonrisa al tan sufrido aficionado.

¿Pero qué pasó en la cancha?

América de Cali se impuso 2-0 frente a Atlético Junior en un estadio Pascual Guerrero completamente colmado de rojo, el conjunto local se fue arriba en el marcador al minuto 19 después de un cabezazo de Michael Rangel que se estrelló en el horizontal con tan mala suerte para Sebastián Viera que el balón pegó en su humanidad y venció su propio pórtico.

PUBLICIDAD ‘GOBERNACIÓN DEL QUINDÍO’

El segundo tanto llegó a través de Carlos Sierra quien aprovechó una desconcentración de la zaga tiburona y solo tuvo que empujar el balón al fondo de la red para decretar lo que fue el resultado final, el técnico Alexandre Guimarães se convierte en el primer estratega extranjero que saca campeón al América de Cali.

¿El futuro de los Diablos Rojos?

Con el triunfo del día de hoy América de Cali borda en su escudo la estrella número 14, además en el 2020 jugará la fase de grupos de la Copa Libertadores de América y disputará también la Superliga ante el mismo rival de hoy.

Imagen: DIMAYOR

En este articulo

Únete a la conversación