Abren investigación disciplinaria a generales de la Policía por atentado a la General Santander

Se trata del mayor general Carlos Enrique Rodríguez González y la brigadier general Juliette Giomar Kure Parra pues no habrían seguido los protocolos de seguridad establecidos para ese día del atentado, perpetrado...

De El Espectador

Se trata del mayor general Carlos Enrique Rodríguez González y la brigadier general Juliette Giomar Kure Parra pues no habrían seguido los protocolos de seguridad establecidos para ese día del atentado, perpetrado el 17 de enero del año pasado por la guerrilla del Eln.

Foto de: El Espectador

La Procuraduría General acaba de abrir una investigacion disciplinaria en contra de dos generales de la Policía por no cumplir los protocolos de seguridad establecidos en la Escuela General Santander, cuando hace casi un año un carro bomba acabó con la vida de 22 cadetes de la institución. Se trata del mayor general en retiro Carlos Enrique Rodríguez González, exdirector de Escuelas de la Policía Nacional, y la brigadier general Juliette Giomar Kure Parra, acutal directora de la Dirección de Sanidad de la Institución.

Esta última ha ocupado cargos de importancia como jefe del Área de Desarrollo Humano, jefe de la Oficina Central Nacional OCN INTERPOL Colombia, trabajó con el Servicio Secreto de EEUU contrarrestando la falsificación de dólares, fue Directora de Incorporación, Directora de la Escuela de Cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander.

En agosto pasado, el nombre del general Rodríguez González, volvió a relucir en medios de comunicación al convertirse en el cuarto general escuchado por la Fiscalía General en la investigación por el asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán, perpetrado en agosto de 1989. La Fiscalía buscaba explicaciones sobre la inevestigación del magnicidio.

«Para el Ministerio Público se hace necesario investigar si existió o no una conducta que pueda ser reprochada disciplinariamente al mayor general y a la brigadier general, teniendo en cuenta que pese a las pruebas recopiladas en la indagación preliminar, no fue posible establecer si los oficiales ordenaron y adelantaron las acciones necesarias no solo para salvaguardar la seguridad de las instalaciones de la escuela, sino del personal que allí labora, se capacita o se encontraba de visita», señaló la Procuraduría.

Como parte de la apertura de la investigación se ordenó la práctica de nuevas pruebas para establecer cómo fue el trámite en la valoración integral de seguridad física que realizó la Dirección de Inteligencia de la Policía, los protocolos implementados para brindar seguridad al personal y a las instalaciones y las acciones puestas en marcha para detectar las fallas de seguridad y los correctivos adoptados.

«La investigación busca determinar si la conducta de los generales de la Polícia es constitutiva o no de falta disciplinaria, esclarecer los motivos determinantes, las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se habría cometido y su responsabilidad disciplinaria», concluyó la Procuraduría.

El atentado, que fue perpetrado por el Ejército de Liberación Nacional (Eln) y el propio grupo guerrillero reconoció su autoría, dejó 68 heridos. Según la Fiscalía, el autor material del atentado fue Jose Aldemar Rojas, de 56 años, miembro de esa guerrilla. Este hombre, que perdió la vida cuando ejecutó el crimen, fue el encargado de entrar, a la fuerza, una camioneta cargada con 80 kilos de pentolita.

Por estos hechos, se encuentra enjuiciado un hombre llamado Ricardo Carvajal Salgara quien el ente investigador  señala de ser complice del atentado. Las pruebas reinas, según se relata en el documento, serían, por un lado la supuesta vinculación de Carvajal con la bodega del sur de Bogotá donde Rojas guardó durante dos meses la Nissan Patrol en la que efectuó el atentado; y, por otro, una llamada telefónica.

Información de: El Espectador

En este articulo

Únete a la conversación