Exfiscal Luis Gustavo Moreno reactivó el “ventilador” ante la Procuraduría General de la Nación

Exfiscal Luis Gustavo Moreno reactivó el “ventilador” ante la Procuraduría General de la Nación

Ante dos funcionarios del Ministerio Público, el exfiscal habló de varios políticos.

Foto portada: Luis Gustavo Moreno, tomada de Semana

Aquí los detalles:

SEMANA pudo conocer detalles de la declaración completa que entregó, a principios de este año, Luis Gustavo Moreno, quien fuera fiscal anticorrupción involucrado en el escándalo del Cartel de la Toga. En ese momento, Moreno no había sido trasladado a una guarnición militar. Allí, al inicio de la declaración, se le vio prevenido con los funcionarios que le pidieron explicaciones sobre cuatro casos puntuales de los excongresistas Hernán Andrade, Argenis Velásquez, Nilton Córdoba y Martín Morales Diz. Cuando Moreno escucha mencionar estos procesos, advierte que necesita saber qué es exactamente lo que le quieren preguntar.

Explicó Moreno, advirtiendo del miedo por su seguridad: “Pronto debo salir a la población y eso me tiene preocupado: yo decidí declarar varios procesos incluyendo los de Argenis Velásquez y Nilton Córdoba. En el caso de Musa Besaile y Asthton, hay nexos con grupos paramilitares. Yo avalé investigaciones y solicité órdenes de captura”.

El pasado 15 de enero, el Instituto Nacional Penitenciario (Inpec) confirmó la información que horas antes reveló SEMANA: Luis Gustavo Moreno, el exfiscal anticorrupción de la Fiscalía, fue trasladado de la cárcel La Modelo de Bogotá al llamado Cantón Sur del Ejército o Batallón de Artillería, ubicado frente a la cárcel La Picota en el sur de la capital.

La Procuraduría le pregunta por el excongresista Martín Moralez Diz. Sobre este caso, Moreno no aseguró que conozca hechos de corrupción como tampoco sobre Hernán Andrade:

“El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario informa que el día de hoy fue trasladado el señor Luis Gustavo Moreno Rivera de la cárcel y penitenciaría de media seguridad de Bogotá “La Modelo” a la cárcel y penitenciaría de alta y media seguridad (centro de reclusión militar) ubicado en el Batallón de Artillería”, señaló el Inpec.

Posteriormente, en la audiencia conocida por SEMANA, Moreno revela detalles de lo vivido en Estados Unidos: “Hoy soy testigo y temo por mi vida, yo no pido privilegios. Soy un ser humano, vengo de reclusión en Estados Unidos. No creo que nadie haya sido sometido a esas condiciones de reclusión, incluso a cosas que no conocen otros. Por ejemplo, en el racismo, donde los negros y los hispanos somos maltratados. Yo quiero cumplir mi compromiso de declarar. Regresé voluntariamente. Salí de la cuarentena de 14 días y me dieron un traslado arbitrario porque desconoce la ley penitenciaria. Se pone en peligro mi vida, estoy durmiendo en una celda, estoy comiendo alimentos que venden en el expendio, compro solo alimentación sellada”.

Luego, los funcionarios de la Procuraduría le preguntan por Hernán Andrade y explica: “Fui su abogado, renuncié a mi derecho a guardar silencio, en su proceso no hubo corrupción. No solo como abogado, todas mis actuaciones tienen reserva legal. Andrade no hace parte de mi principio de oportunidad. Tengo una reserva como su abogado”.

Explicó: “Eso me tiene preocupado porque adicional a la garantía, en el marco del principio de oportunidad, decidí declarar en diferentes procesos. Entre esos, los que se adelantan contra Argenis Velásquez y Nilton Córdoba. En algunos procesos, como en el caso de Musa Besaile y Ashton hay nexos con grupos paramilitares. En mi actividad jurisdiccional como director avalé muchas investigaciones y solicité a través de mis delegados muchas órdenes de captura. Pero adicionalmente hoy soy testigo y temo por mi vida, no pido privilegios”.

A propósito, en días pasados, en el juicio que se adelanta contra el exmagistrado y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Ricaurte, fue citado como testigo el también expresidente de la Corte, Leonidas Bustos.

La defensa del exmagistrado Ricaurte hizo varias preguntas sobre los procesos que se adelantaban en la Corte Suprema y la relación que tendría Bustos con otros magistrados del Alto Tribunal, haciendo un paréntesis especial en la relación de cercanía que supuestamente sostuvo con el exdirector anticorrupción de la Fiscalía, Luis Gustavo Moreno.

Leonidas Bustos contó cómo fue que conoció a Gustavo Moreno mientras dictaba clases en una universidad del centro de Bogotá. Aseguró que, aunque no era su estudiante, acudía a él (Bustos) para hablar sobre algunas decisiones y otras materias de la universidad.

“No era mi estudiante, pero sí llegaba a mí para hacerme algunas preguntas y dialogar sobre lo que decían otros docentes de la universidad y sentencias que se conocían en las Cortes; era una relación de profesor-estudiante”, señaló el exmagistrado Bustos al recordar cómo fueron las primeras conversaciones con Luis Gustavo Moreno.

Fuente, imágenes y videos: Semana