Conozca algunas de las reformas que el gobierno Petro quiere hacerle al Código Penal

Conozca algunas de las reformas que el gobierno Petro quiere hacerle al Código Penal

Los planes del Ministerio de Justicia giran en torno a evitar la reincidencia y que la resocialización sea la meta del sistema carcelario.

Foto portada: Código Penal Colombiano, tomado de BluRadio

 

Portal Web: www.periodismoinvestigativo.com.co

Luis Eduardo Rendón Monroy, Director

 

El año 2023 será un año de retos y de contrarreloj para el Gobierno nacional y para su amplia y multicolor bancada gobiernista en el Congreso. ¿Por qué? Será un año en el que se tramitarán varias de las reformas que Gustavo Petro anunció: como la de la salud, de las pensiones, política y al Código de Procedimiento Penal.

Respecto a esta última, se han conocido visos de lo que cambiaría en varios de los artículos, así como la eliminación de otros, que buscan darle un giro a la política carcelaria, penitenciaria y criminal, que permita dar el paso de una justicia punitiva a una resocializadora.

En ese sentido, los cambios que se darían girarían en torno a que en los casos en que una persona sea condenada por primera vez las penas se mantengan en la misma proporción que están y que pueda obtener beneficios si el condenado repara a la víctima integralmente y, además, curse programas de resocialización estudiando y aprendiendo algún oficio.

Por otro lado, se propone que la pena de prisión máxima para los delitos pase de 60 a 40 años, sin contar los procesos en concurso, es decir, en los que hay varios delitos cometidos al tiempo.

Así mismo, se plantean las condiciones carcelarias para las mujeres embarazadas que tengan medida de aseguramiento, pues actualmente tienen derecho a detención domiciliaria en lugar de cárcel. Entonces, lo que cambiaría es la ampliación del periodo en el que ese beneficio rija: se aumentaría a varios meses después de que dé a luz.

En cuanto a las penas con el beneficio de casa por cárcel, se propone que pase de condenas de 8 a doce años.

En cuanto a las personas penadas que tengas fuertes quebrantos de salud se busca que la posibilidad de que cumplan sus condenas en centros hospitalarios y en domiciliaria, se amplíe a personas que demuestren “pérdida de autonomía y que se tornen incompatibles con la vida digna en reclusión”.

Finalmente, en cuanto a los delitos de concierto para delinquir y terrorismo, el borrador del Ministerio de Justicia señaló que no se configurarán estos delitos en el marco de la protesta social o del ejercicio de la libertad de reunión, asociación o manifestación.

Fuente: El Pulso del Tiempo