Perro Wilson: en un intento por mantenerlo con vida, dejan comida en la selva del Guaviare

Perro Wilson: en un intento por mantenerlo con vida, dejan comida en la selva del Guaviare

Las labores de búsqueda del perro Wilson en la selva de Guaviare continúan, mientras su entrenador confía en que lo encuentren con vida por su avanzado adiestramiento. Hablamos con el uniformado.

Foto portada: Wilson el perro rescatista, tomada de Noticias Caracol.

 

Mientras los cuatro hermanitos Mucutuy continúan en el Hospital Militar de Bogotá recuperándose, comandos de las Fuerzas Militares siguen en la selva del Guaviare buscando a Wilson, el perro cuyo rastro se perdió mientras en la Operación Esperanza pretendía ubicar a los pequeños. ¿Qué se sabe de estas labores?

 

PUBLICIDAD EMPRESAS PÚBLICAS DE ARMENIA E.S.P.

 

Wilson, que se ha convertido en un símbolo para miles de colombianos, es uno de los mejores perros rescatistas de las FF. MM. y los hombres del Ejército Nacional no paran de buscarlo en las selvas del Yarí.

Su entrenador, el soldado Elvis Porras, destaca que Wilson es un perro fuerte y tiene todas las capacidades para mantenerse con vida: «Wilson empezó su entrenamiento a la edad de cinco meses, la duración del curso fue de un año, se graduó en febrero. Fue un perro muy extrovertido, muy enérgico, siempre sobresalió en el curso».

El soldado Porras también recuerda que Wilson quería ser el mejor y, sin duda, era el más destacado de su grupo. Por eso, no solo fue el primero en insertarse en la selva del Guaviare, sino que encontró la primera prueba de vida de los niños, la cual fue clave para que tiempo después los comandos del Ejército e indígenas que apoyaban la búsqueda lograran hallarlos.

 

«CONTÁCTANOS Y PAUTA CON NOSOTROS »

 

Wilson «nos reventaba las travillas (cinturones) por ir a buscar, en su afán de trabajar y acertar», recuerda su entrenador.

Ya son casi 15 días los que el perro Wilson lleva perdido en la selva. Sin embargo, los hombres del Ejército que lo buscan tienen la esperanza de que esté vivo, así como lo dibujaron dos de los hermanitos Mucutuy días después de su rescate.

El de Wilson «fue un entrenamiento, como todos los entrenamientos de acá de nuestros caninos, por medio de juego, pelota, vínculo con su guía», resalta.

Los comandos que permanecen insertados en las selvas del Guaviare buscando a Wilson han dejado en varios puntos la comida favorita de él, con la intención de mantenerlo fuerte y con vida. También se han dejado rastros de las prendas de su guía con el fin de que Wilson siga su olor.

Fuente: Noticias Caracol.