Por jugar con pólvora niño de 6 años perdió la mano y a un adolescente le amputaron dos dedos

Por jugar con pólvora niño de 6 años perdió la mano y a un adolescente le amputaron dos dedos

Los padres de ambos hacen un llamado para que no haya más quemados con pólvora: “La vida nos cambia en un minuto”.

Foto portada: Quemados con pólvora

 

PUBLICIDAD EMPRESAS PÚBLICAS DE ARMENIA

 

La historia de dos menores de edad es solo la punta del iceberg de los 572 quemados con pólvora que se han reportado en Colombia hasta el 27 de diciembre. Ambos sufrieron graves lesiones en sus manos derechas, uno de ellos la perdió y al otro le amputaron dos dedos y tiene otra falange comprometida.

Video de Noticias Caracol

 

 

El caso más grave es el de un niño de 6 años, que perdió una extremidad en Ataco, Tolima.

Según le relató del padre al equipo médico, el pequeño salió con sus amigos a jugar en la calle la noche del 25 de diciembre y, sin que sus papás se dieran cuenta, consiguieron pólvora y empezaron a quemarla, entre ella un trueno que explotó en las manos de la víctima.

“Presenta lesiones por pólvora con amputación de la mano derecha, lesiones en la mano izquierda y otras lesiones superficiales en el cuerpecito, dorso y abdomen con una superficie corporal del 3% quemado”, informó Hernán Moreno, subgerente del Hospital Federico Lleras Acosta, a donde fue trasladado.

Su progenitor invitó “a los papás, a las mamás, a que tengan mucho cuidado con sus hijos porque en realidad todavía faltan unas fiestas por festejar, entonces espero que con este mensaje se les pueda recomendar que no lo hagan, una cosa es vivirlo y otra es comentarlo, entonces la invitación es a todo el mundo de que la pólvora no exista”.

El otro caso de quemados con pólvora ocurrió en Bogotá, donde un adolescente de 15 años perdió dos dedos en solo 10 segundos.

“Él salió un rato con el papá y el hermano. Él se encontró con unos amigos del colegio y simplemente los chicos estaban jugando con pólvora y pues él lo vio fácil, no le vio problema y la prendió y el problema es que se le prendió en la mano”, narró su madre.

Por eso les dijo “a los padres, a los adultos, a los adolescentes, no hagan eso, no jueguen con pólvora porque la vida nos cambia en un minuto, y a un chico de 15 años, listo para entrar a décimo, un chico de su casa, un chico que no salía, juicioso, le cambió la vida para siempre”.

“Entiendan que si los papás les dicen que no jueguen con pólvora es porque los papás les están diciendo la verdad, es lo más peligroso que hay”, indicó.

¿A qué sanciones se exponen los padres de niños quemados con pólvora?

Luis Gabriel Chaves, abogado penalista, recalcó que “si por negligencia, descuido o entregarle cualquier tipo de pólvora, dependiendo de la lesión, recibe sanciones”.

“Por ejemplo, si el menor de edad pierde la mano (el tutor) podría verse incurso en lesiones personales por pérdida anatómica e incurriría en una pena de prisión de 96 a 180 meses, podría ir a la cárcel por eso, más las consecuencias legales de pérdida o restablecimiento de derechos, como la pérdida de la patria potestad o la custodia”, explicó.

“El adulto perdería cualquier tipo de intromisión en la crianza del menor y demás”, añadió.

Para el abogado “es inaudito que los padres de familia el día de hoy continúen en esta ignorancia social de permitirles a sus hijos manipular pólvora o juegos pirotécnicos”.

Fuente: Noticias Caracol