Presidente de Ecuador ordena la expulsión de 1.500 presos colombianos: “Quédense por allá”

Presidente de Ecuador ordena la expulsión de 1.500 presos colombianos: “Quédense por allá”

“Podemos dejarlos en la frontera”, manifestó el presidente de Ecuador, Daniel Noboa. Desde Bogotá, el ministro de Justicia advirtió que, si no tienen cuentas pendientes en Colombia, quedarían en libertad en nuestro territorio.

Foto portada: presidente de Ecuador, Daniel Noboa, tomado de El Tiempo.

 

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, anunció en una entrevista con Radio Canela que en los próximos días empezaría la expulsión de 1.500 colombianos que están detenidos en las cárceles de su país.


El mandatario del país vecino mencionó que “Colombia dijo que nos querían ayudar”, por eso su respuesta al Gobierno de Gustavo Petro fue: “Perfecto, ya les mandamos 1.500 presos que los tenemos manteniendo en cárceles ecuatorianas, que en el momento en que los sacamos dejamos de tener egresos. Tienen ya sentencias de 5 años o más ejecutoriadas y de acuerdo a la ley ecuatoriana nosotros los podemos sacar”.

“En tratados internacionales podemos sacar esos 1.500 y dejarlos en la frontera, y muchas gracias, quédense por allá. Esos son los tipos de medidas”, agregó el presidente Noboa.

El ministro de Justicia colombiano, Néstor Osuna, respondió al anuncio del presidente Daniel Noboa.

“Si los expulsan, en primer lugar, los están expulsando de la cárcel. Es decir, los están dejando en libertad, y al llegar a la frontera, pues por supuesto que un ciudadano colombiano que llega a la frontera puede entrar a Colombia. Al llegar a Colombia, si tiene alguna deuda pendiente con la justicia colombiana, pues tendrá que ser capturado, y si no la tiene seguirá su vida en libertad en Colombia”, explicó.

“Las decisiones de la autoridad judicial ecuatoriana que hayan capturado a una persona, para que tengan validez en Colombia, requieren esa formalidad de la repatriación de presos. Si es una expulsión, quiere decir que simplemente llegan a la frontera y dependerá de la situación de cada uno de ellos frente a la justicia colombiana”, agregó.

Estado de guerra en Ecuador

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, aseguró este miércoles 10 de enero que su país se encuentra en estado de guerra tras las acciones violentas protagonizadas por bandas del crimen organizado que le llevó a declarar el conflicto armado interno, y anticipó que no piensa negociar ni ceder ante estos grupos, a los que su Gobierno ha calificado como «terroristas».

«Estamos en un estado de guerra y no podemos ceder ante estos terroristas», señaló Noboa en su primera intervención pública desde el estallido de esta crisis de inseguridad, iniciada con la fuga de la cárcel de Adolfo Macías ‘Fito’, líder de la banda criminal Los Choneros, antes de que fuese a ser trasladado y aislado en una cárcel de máxima seguridad.

Noboa afirmó que las acciones violentas de los últimos días son las respuestas de los grupos criminales ante las acciones que está tomando su administración para detener la escalada de inseguridad que ha hecho que Ecuador se sitúe como uno de los países más violentos del mundo.

Después de que el Ejecutivo declarara a estas bandas como objetivos militares, el mandatario consideró que estos grupos se lo pensarán dos veces antes de realizar acciones como la toma de las instalaciones de un canal de televisión como sucedió el martes.

«No van a doblegar al presidente»

A criterio de Noboa, las bandas criminales quieren difundir estas imágenes para causar terror y ver si doblegan al presidente de la República, «pero no lo van a conseguir».

«Nos vamos a negociar con terroristas», reiteró Noboa al señalar que están trabajando en las formas de rescatar a los guardias penitenciarios que permanecen retenidos por presos integrantes de estos grupos delincuenciales en varias prisiones del país.

«No vamos a ceder ante las estupideces que están acostumbrados a hacer», continuó el presidente al comentar que van a ser más estrictos que los Gobiernos anteriores, «porque las Fuerzas Armadas tienen que actuar contra estos objetivos militares».

«Estamos haciendo lo posible y lo imposible para traerlos sanos y salvos, pero no podemos parar una guerra por eso, porque el Estado está en guerra», remarcó.

El presidente ecuatoriano también lanzó una advertencia a los jueces y fiscales que tomen resoluciones favorables a los líderes o a los miembros de las bandas criminales, pues aseveró que también serán considerados y tratados como terroristas.

«¿Quién quiere ayudar?»

Sobre la imagen internacional de Ecuador, Noboa apuntó que ahora no es momento de ir a ferias «y decir que en Ecuador no pasa nada y que todo está bonito».

«(Eso) es tratar de engañar a la comunidad internacional. Ahora es decirle que estamos en estado de guerra. ¿Quién quiere ayudar? Resolvamos el problema, que tiene que hacerse pronto, y así será más fácil que venga el inversionista y el turista», apuntó.

El gobernante también consideró que si no tomaban estas medidas ahora era «prolongar la muerte, sostener algo insostenible».

Fuente: Noticias Caracol.