Asociaciones de taxistas en Colombia votaron a favor de paro Nacional para el próximo 22 de febrero

Asociaciones de taxistas en Colombia votaron a favor de paro Nacional para el próximo 22 de febrero

En una reunión virtual, representantes y voceros de 94 asociaciones y gremios de taxistas a nivel nacional votaron favor de salir a paro el próximo 22 de febrero.

Foto portada:  Tomada de Vanexa Romero y el El Tiempo

 

Portal Web: www.periodismoinvestigativo.com.co

Luis Eduardo Rendón Monroy, Director

 

Pese a que inicialmente se habló de que 24 de enero sería la fecha para el cese de actividades, los taxistas consideraron que la fecha era prematura para organizar la movilización.

«Se tomó la decisión a nivel nacional con todos los voceros que el paro nacional de taxis será el 22 de febrero. Fue una reunión con representantes de todas las ciudades de Colombia «, explicó Néstor Patiño, representante legal de la Asociación de Propietarios de Taxis de Antioquia.

Si bien la decisión fue mayoritaria, hubo algunas asociaciones que optaron por mantener el diálogo con el Gobierno Nacional para tomar una determinación.

 

Hay preocupación por aumento en el precio del combustible. Foto: Jaiver Nieto Álvarez / ETCE

 

Hugo Ospina, presidente de la Asociación de Propietarios y Conductores de Taxi, explicó que su organización está a la espera de una respuesta del gobierno para saber si sus asociados se unen al gran cese de actividades del sector transporte.

«Hay un requisito que siempre hemos hecho y es agotar las vías del diálogo. Sin escuchar la respuesta del presidente y de los ministros de Hacienda, Transporte y Minas, no vamos a tomar una decisión de ir a paro», explicó el líder gremial.

Las dos razones principales para convocar el paro de taxistas son al aumento en los precios del combustible y el uso de plataformas ilegales para el transporte público en el país desde hace 10 años.

«Queremos saber qué va a pasar con la transición energética de los vehículos de transporte público. Un taxi eléctrico, con la chatarrización, puede costar 200 millones de pesos. ¿Cómo quiere el gobierno que migremos a energías limpias por ese valor, cuando tenemos una competencia desleal de vehículos particulares y motos, prestando el servicio de taxis», cuestionó Ospina.

Para el gremio, hay desconfianza e inseguridad jurídica con las plataformas tecnológicas, de ahí que haya temor a invertir en el sector.

A eso, se suman los precios del galón de  etanol y biodisel que, según el lider gremial, si el gobierno decide intervenirlos, la tarifa de gasolina podría bajar entre 1.400 y 1.800 pesos.

Sobre la fecha definida por las asociaciones, los líderes de taxistas aseguraron que se fijó para la última semana de febrero para así tener tiempo de definir algunos puntos logísticos que requiere la movilización. «El tiempo es muy corto. No podemos salir con un chorro de babas», agregó Ospina.

Fuente: El Tiempo