Hospital La Misericordia de Calarcá, Quindío, volvió a prestar servicios especializados de mediana complejidad

Hospital La Misericordia de Calarcá, Quindío, volvió a prestar servicios especializados de mediana complejidad

El año 2023 fue determinante para la reactivación de los servicios de medicina interna, ginecología y pediatría en el hospital La Misericordia, de Calarcá (Quindío), que en 2021 fueron cerrados y que hoy tienen en funcionamiento para una atención digna y de calidad a sus usuarios.

Foto portada: Hospital La Misericordia, de Calarcá (Quindío)

En el seguimiento hecho por la Superintendencia Nacional de Salud, al proceso de intervención en la ESE se ha evidenciado la recuperación progresiva de los indicadores asistenciales, financieros y administrativos de la institución hospitalaria.

En ese sentido, en Calarcá se ha consolidado la prestación de servicios en la sede principal del hospital y en sus centros de salud Balcones y el ubicado en el corregimiento de Barcelona, al punto que este último presta los servicios de consulta prioritaria para medicina general, odontología, enfermería y ambulancia las 24 horas.

Otro de los aspectos destacados es la atención de gestantes, toda vez que el hospital implementó estrategias de promoción y prevención con el fin de evitar casos de mortalidad materna y perinatal en su población, reflejando una mejoría en el acceso de la atención de salud, como resultado la tasa de mortalidad materna y perinatal se ha mantenido en cero para las vigencias 2022 y 2023.

 

 

Asimismo, durante el 2023 el hospital remodeló el servicio de urgencias, lo cual ha permitido mejorar los tiempos de atención y garantizar una mayor resolutividad.

Adicionalmente, se desarrollaron las jornadas de salud extramurales, fortaleciendo la atención primaria en salud, atendiendo todas las zonas de cobertura y de manera especial a los habitantes de los corregimientos de La Virginia y Quebradanegra, con un alcance importante en la atención de resguardos indígenas y usuarios que se encuentran privados de libertad.

Fuente: Superintendencia Nacional de Salud