Procuraduría suspendió provisionalmente al Canciller Alvaro Leyva

Procuraduría suspendió provisionalmente al Canciller Alvaro Leyva

El caso está relacionado con la licitación de los pasaportes. 

Foto portada: Álvaro Leyva, tomado de El Tiempo.

EL TIEMPO estableció en primicia que la Procuraduría le acaba de formular pliego de cargos a Álvaro Leyva Durán, en su condición de Ministro de Relaciones exteriores.

Además, ordenó suspenderlo provisionalmente del ejercicio del cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, por el término de tres meses. Contra la suspensión provisional no procede recurso alguno.

 

Foto: El canciller Leyva declaró desierto el contrato de pasaportes, tomado de El Tiempo.

 

Según la decisión de la Procuraduría, con fecha de 24 de enero, Álvaro Leyva, como Ministro de Relaciones Exteriores, puede ver comprometida su responsabilidad disciplinaria, por posible incursión en la falta descrita en el numeral 3 del artículo 54 del CGD, al participar en la etapa precontractual dentro del proceso de Licitación Pública LP – 001 de 2023, con desconocimiento de los principios de transparencia, economía y responsabilidad de la contratación estatal, al haber declarado desierto el proceso de licitación pública, a través de la Resolución No. 7485 de 13 de septiembre de 2023, sin que se acreditaran los presupuestos normativos para dicha declaratoria. 

Otro de los argumentos de ente de control es que Leyva no justificó una causa que impidiera la escogencia objetiva del contratista, por el contrario, el Comité Evaluador del proceso, había otorgado en el informe final de evaluación un puntaje de 1000 puntos al proponente UT Pasaportes 2023 (el de Thomas Greg) y había recomendado al ordenador del gasto, adjudicarle la licitación pública.

Por estos hechos, ya hay una demanda de Thomas Greg por 117 mil millones de pesos por daños y perjuicios por la declaratoria de desierta. EL TIEMPO conoció en primicia que Leyva ya fue notificado de la decisión.

Archivo a favor de Salazar

Según la Procuraduría, el Canciller desconoció que el pliego de condiciones constituye la ley del procedimiento administrativo de selección del contratista y en ese sentido, las reglas que fueron elaboradas por la entidad tenían efectos obligatorios. 

 

Foto: José Antonio Salazar, secretario general de la Cancillería, tomado de El Tiempo.

 

La Sala Disciplinaria de Instrucción de la Procuraduría señaló que el canciller habría incurrido en dos faltas disciplinarias, calificadas de manera provisional como gravísimas cometidas a título de dolo: la primera al declarar desierta la licitación 001 de 2023 sin tener los fundamentos fácticos, jurídicos y técnicos, con lo que pudo transgredir los principios que rigen la contratación estatal.

 

Foto: Canciller Álvaro Leyva y José Antonio Salazar, tomado de El Tiempo.

 

En segundo lugar, el organismo de control profirió cargos al ministro por supuestamente decretar la urgencia manifiesta durante el desarrollo del trámite contractual sin que, al parecer, existieran causales para adoptar esa determinación.

Finalmente, la Entidad dispuso el archivo de la investigación a favor del secretario del Ministerio de Relaciones Exteriores, José Antonio Salazar Ramírez. Sobre el caso de Salazar, la Procuraduría asegura: «Por cuanto del análisis efectuado se determina que la conducta no está prevista en la ley como falta disciplinaria, en el entendido que no se advierte que con las decisiones a través de las cuales ordenó la suspensión del proceso se hubiera incurrido en el incumplimiento de sus funciones».

Fuente: El Tiempo