Nicolás Petro quedó formalmente acusado por fiscalía y recibirá una nueva imputación de cargos

Nicolás Petro quedó formalmente acusado por fiscalía y recibirá una nueva imputación de cargos

El hijo del presidente Gustavo Petro está cada día más enredado judicialmente, la Fiscalía lo acusó y le hará una nueva imputación de cargos, aquí los datos desconocidos

Foto portada: Nicolás Petro, imagen tomada de Semana

Nicolás Petro pasó de diputado a acusado ante la justicia. Hoy es el primer hijo de un presidente de la república en Colombia con una acusación por delitos tan graves como lavado de activos y enriquecimiento ilícito. El juez segundo especializado de Barranquilla negó una nulidad presentada por la defensa de Nicolás Petro. Los abogados le apostaron a tumbar la imputación de cargos de la Fiscalía, mientras insistían en que el ente acusador incurrió en un listado de incongruencias dignas de enterrar cualquier proceso penal.

“Fue demasiado prudente, parca, porque quien alega la nulidad de una imputación en sede de acusación debe demostrar fehacientemente que el acto irregular afectó la integridad de la actuación, la estructura medular o conculcó garantías constitucionales procesales”, señaló el juez tras rechazar la nulidad que impulsó la defensa del exdiputado.

Desde muy temprano, en la mañana del jueves 11 de enero, la rutina en los juzgados de Barranquilla se alteró con la presencia de unos “hombres de negro”. Se trataba de la seguridad presidencial que le daba vueltas al complejo judicial para identificar cualquier riesgo para el hijo del presidente. Nicolás Petro llegó y con una mano saludó, mientras en los sótanos le guardaban una silla para escuchar la acusación de la Fiscalía.

Escoltado por la seguridad de la Presidencia, Nicolás Petro llegó con su pareja, Laura Ojeda, a la audiencia de imputación de cargos. | Foto: fiscalía

 

Hace dos meses, el escenario era el mismo, pero Nicolás estaba en su casa. Se conectó a la diligencia de manera virtual. En esta oportunidad, decidió presentarse y lo hizo con su actual pareja sentimental, Laura Ojeda. No se movió de la silla, ni siquiera en el receso para almorzar salió de la sala. Guardó de manera paciente las casi ocho horas de diligencia.

Los abogados suplentes aprovecharon cada intervención durante la audiencia para implantar dudas, reparos y aclaraciones a los detalles revelados por el fiscal Mario Burgos, que, abiertamente, llamaba la atención por considerar que los argumentos de la defensa eran “superfluos”, incluso alejados de la realidad procesal. La defensa del exdiputado insistió en que el “único camino” era la nulidad; así lo expusieron, sin dudarlo, al juez, que posteriormente les hizo algunos reparos.

“El único camino que tenemos acá, señor juez, es la nulidad. El camino no puede ser distinto que la anulación”, dijo el abogado Sebastián García, defensor suplente de Nicolás Petro.

Con las dudas resueltas y la nulidad negada, el juez le dio paso a la Fiscalía para completar la acusación. Treinta minutos después, el hijo del presidente Gustavo Petro quedó a las puertas de un juicio. El delegado del ente acusador reveló en detalle cómo Nicolás Petro incurrió en las conductas que hace seis meses fueron imputadas y que él mismo aceptó con una promesa de verdad y colaboración con la justicia, a cambio de inmunidad total, pero se echó para atrás.

El fiscal del caso, Mario Burgos, presentó un arsenal de pruebas contra Nicolás Petro. | Foto: el heraldo

 

Una vez el fiscal Burgos terminó su intervención, nuevas dudas fueron expresadas por la defensa de Nicolás Petro.

Unos anexos en el escrito de acusación incluyeron declaraciones, informes de campo, constancias y certificados. Fue necesario que el delegado del ente acusador explicara en detalle por qué las nuevas evidencias podrían llevar a nuevas imputaciones de cargos, ya que el hijo del presidente, hasta hoy, no ha podido justificar de dónde sacó tanto dinero con el cual cree la Fiscalía que se enriqueció ilícitamente.

“Entregado incluso por algunas personas cuestionadas o no relacionadas con su rol de diputado, como es el caso del señor Samuel Santander Lopesierra, Óscar Camacho, Pedro Flórez, Máximo Noriega y Jorge Robayo”, dijo el fiscal Mario Burgos en la audiencia de acusación.

Las evidencias que llegaron como anexos al escrito de acusación permitirán, de acuerdo con la Fiscalía, confirmar hechos y escenarios que ocurrieron mientras Nicolás Petro, como diputado del Atlántico, acumulaba una riqueza poco justificable para un servidor público sin otro ingreso económico que su salario. Compra de inmuebles, carros, lujos y un listado de excentricidades quedaron estampados en los soportes contables que justamente están en el inventario de pruebas en poder del ente acusador.

“Se pide una nulidad del acto en el que se avaló la imputación a Nicolás Petro Burgos, quien entendió la formulación y comunicación, tanto que decidió aceptarlos, su señoría, los aceptó de manera libre y voluntaria frente a todo el país, con el compromiso de colaborar con la administración de justicia”, alegó el fiscal.

Luego de las explicaciones de la Fiscalía, el juez hizo algunas advertencias a la defensa para evitar dilaciones en el proceso y permitir que las diligencias avancen en beneficio del sistema y la efectividad de la justicia. El jalón de orejas incluyó que la preocupación por las garantías procesales va en doble vía, no solo para la parte acusada, en este caso, Nicolás Petro.

“El respeto de las garantías de los otros sujetos procesales, ya que se debe guardar un orden para el ejercicio de la justicia, los hechos revelados por la defensa son respetuosos, pero se debe garantizar el debido desarrollo de las audiencias. Es el tipo de control para la recta impartición de justicia”, manifestó el juez especializado.

La testigo

El intento de Nicolás Petro por defenderse de su propia confesión se hace más complicado con una declaración que en cuestión de horas será puesta en discusión de la justicia.

Su expareja, Day Vásquez, firmó un principio de oportunidad con la Fiscalía y se comprometió a servir como testigo de cargo, contar los detalles de un proceso en el que también resultó protagonista. El lunes 15 de enero, el ente acusador presentará ante un juez de control de garantías la negociación que pactó con Vásquez para convertirla en la testigo estrella en contra de Nicolás Petro, su expareja y actual novio de quien era su mejor amiga, Laura Ojeda.

Day Vásquez, expareja de Nicolás Petro. | Foto: Instagram Day Vásquez

 

La declaración de Vásquez tiene una retribución judicial: será beneficiada con una inmunidad total por el término de dos años. En otras palabras, los hechos criminales que compartió con Nicolás ahora solo lo afectan a él y hasta podrían llevarlo a la cárcel.

“Las sumas de dinero no fueron entregadas como aporte a la campaña presidencial del entonces candidato Gustavo Petro, sino que fueron objeto de apropiación por parte de Nicolás Petro”, señala el documento de 36 páginas que condensa el principio de oportunidad a favor de Day Vásquez.

Justamente, las declaraciones de Day Vásquez y los nuevos hallazgos de la Fiscalía anticipan una imputación contra Nicolás Petro por hechos de corrupción en la firma de millonarios contratos con la Gobernación del Atlántico, sin descartar una medida de aseguramiento diferente a la Barranquilla por cárcel que actualmente tiene el hijo del presidente.

Fuente: Semana