Condenan a exdirector de comunicaciones de la Gobernación del Quindío por acoso sexual y la pena deberá purgarse en centro carcelario

Condenan a exdirector de comunicaciones de la Gobernación del Quindío por acoso sexual y la pena deberá purgarse en centro carcelario

De conformidad con lo dispuesto en los artículos 446 y siguientes de la Ley 906 de 2004, el Juzgado Quinto Penal del Circuito, emitió sentencia en contra del ciudadano Juan Ricardo Medina Salcedo, por el delito de acoso sexual, artículo 210A del Código Penal, luego de agotarse la práctica de pruebas, y haberse emitido sentido de fallo condenatorio.

Foto portada:  Juan Ricardo Medina Salcedo, tomada del Facebook

Aquí los hechos jurídicamente relevantes:

Para el año 2021, la señora Luz Adriana Celemín Henao, se desempeñaba como auxiliar de servicios generales en la planta de cargos del departamento del Quindío, teniendo sus funciones asignadas a la oficina de comunicaciones de dicha entidad, de la cual era jefe el acusado Juan Ricardo Medina Salcedo. En el periodo desde julio al mes de noviembre de 2021, tuvieron ocurrencia una serie de conductas durante las cuales, el acusado, valiéndose de su relación de autoridad por su posición laboral, asedió y hostigó con fines sexuales no consentidos a la señora Luz Adriana Celemín Henao.

El día 16 de julio de tal año, la víctima tuvo que ingresar a la oficina personal del acusado con el fin de sacar unos platos de su escritorio. Estando ella retirando tales elementos, fue sorprendida por Juan Ricardo quien se le acercó por la espalda, le frotó su miembro en sus glúteos, y luego procedió a cerrar la puerta con seguro para exhibirle su pene erecto, comenzó a masturbarse, y le solicitó que le practicara sexo oral. La víctima se negó y le solicitó que la respetara, sin embargo, la actitud de él fue acercársele y tomarla fuertemente para ponerla de espaldas. Tal situación fue interrumpida cuando tocaron la puerta, el acusado se asustó y guardó su miembro; momento que aprovechó Luz Adriana para retirarse del recinto. Ese mismo día, en horas de la tarde vía WhatsApp, el acusado se disculpó por lo ocurrido en horas de la mañana.

Como segundo evento, el día 17 de agosto de ese mismo año, siendo las 9:13 de la mañana, el acusado le escribió un mensaje vía WhatsApp a la víctima preguntándole respecto de qué hacía, ella le respondió que, lavando baños, y el consulta con ella si se encuentran. Seguidamente, procede a indicarle que se vean ahí en 5 minutos, que necesita pedirle un favor; situación que la víctima percibió como un acoso, motivo por el cual salió rápidamente para evitar encontrárselo. Efectivamente el a las 9:23 vuelve a consultarle respecto de dónde se encontraba.

Como último evento, se señala lo ocurrido el 5 de noviembre, siendo las 2:00 de la tarde cuando la víctima se encontraba en el piso 18, nuevamente el acusado se le acercó a Luz Adriana, le cogió su mano y la frotó con sus partes íntimas.

Actuación procesal

El 25 de enero de 2022, ante el Juzgado Segundo Penal Municipal con Función de Control de Garantías de Armenia, se formuló imputación como autor en modalidad dolosa por el delito de acoso sexual.

El 30 de marzo de 2022 se presentó escrito de acusación el cual correspondió a este despacho judicial. Se realizó audiencia de formulación de acusación el 1 de julio de 2022, audiencia preparatoria el día 14 de septiembre de 2022, audiencias de juicio oral los días 27 de julio de 2023 y 20 de febrero de 2024; programándose audiencia de lectura de sentencia para el día de hoy.

Síntesis de los alegatos de conclusión

Fiscalía 2da Seccional:

El fiscal solicitó la emisión de una sentencia condenatoria. Lo anterior, al considerar que se generó toda la convicción necesaria para demostrar la responsabilidad del acusado. Al respecto, consideró que la Fiscalía demostró y probó que la señora Luz Adriana Celemín, se desempeñaba como auxiliar de servicios generales, cuando fue objeto de asedios y hostigamientos en diferentes fechas por el ciudadano Juan Ricardo Medina Salcedo.

Defensa:

El defensor solicitó que el fallo sea de carácter absolutorio. Consideró que la Fiscalía no logró demostrar la culpabilidad del acusado Juan Ricardo Medina Salcedo.

Refirió que existen serias incongruencias en el relato brindado por la víctima, con las dadas en la denuncia y las realizadas en el escrito de acusación. Que las variaciones en sus versiones son claramente contradictorias, pues en unas señala que el señor Juan Ricardo puso seguro a la puerta y se sentó en su escritorio, y en otro, señala que el mismo se escondió debajo del escritorio.

Subrogados penales:

En cuanto a la suspensión condicional de la ejecución de la pena, regulado en el artículo 63 del Código penal, sus requisitos son los siguientes.

  1. Que la pena impuesta sea de prisión que no exceda de cuatro (4) años.
  2. Si la persona condenada carece de antecedentes penales y no se trata de uno de los delitos contenidos el inciso 2o del artículo 68A de la Ley 599 de 2000, el juez de conocimiento concederá la medida con base solamente en el requisito objetivo señalado en el numeral 1 de este artículo.

En este caso, el señor Juan Ricardo Medina no tiene antecedentes penales en los 5 años anteriores, pero el delito por el que se emite condena (artículo 210A del Código Penal) sí se encuentra enlistado en las prohibiciones del artículo 68A del Código Penal, pues es un delito contra la libertad, integridad y formación sexual. En consecuencia, por prohibición objetiva no es procedente su concesión.

Circunstancias similares ocurre con la prisión domiciliaria, pues, aunque el delito por el se condena no tiene una pena prevista mayor a 8 años, opera la misma prohibición del artículo 68A del código penal.

Finalmente, en torno a la manifestación de la defensa en la individualización de pena en el sentido que se tuviera en cuenta que el procesado tiene una familia compuesta de 4 mujeres que dependen de él, 2 hijas, esposa y madre, aunque no se solicitó de manera expresa la prisión domiciliaria por ser padre cabeza de familia, debe precisarse que no se acreditaron los requisitos de esta figura especial, en el entendido que no se advierte deficiencia sustancial de miembros de la familia que puedan hacerse cargo de las menores, de quien ni siquiera se dijo edad, ni se aportaron elementos, pero que, de todas maneras, cuentan con la presencia de su progenitora. Para el efecto, es carga de la parte interesada alegar los supuestos de hecho y elementos materiales que lo sustentan y en este caso no sucedió.

En consecuencia, la pena deberá ser purgada en prisión.

En mérito de lo expuesto, el Juzgado Quinto Penal del Circuito de Armenia, administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,

Resuelve

Primero: Condenar a Juan Ricardo Medina Salcedo, identificado con cédula de ciudadanía No….. de Armenia- Quindío, nacido el 16 de septiembre de 1978 en la misma ciudad, a la pena principal de 1 año de prisión, como autor responsable del delito de Acoso Sexual. La pena accesoria de inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas será por el mismo lapso de la pena principal.

Segundo: Negar la suspensión condicional de la ejecución de la pena y, la prisión domiciliaria por las razones expuestas en la parte motiva de esta decisión.

Tercero: Una vez ejecutoriada, comuníquese la sentencia a las autoridades de que trata el artículo 166 de la Ley 906 de 2004 y las demás establecidas por el Consejo Superior de la Judicatura. Al igual que la orden de captura correspondiente.

Contra la presente decisión procede el recurso de apelación, ante la Sala Penal del Honorable Tribunal Superior de este Distrito Judicial.

Apelación:

La sentencia condenatoria fue apelada y sustentada por la defensa, luego entonces, corresponde ahora resolver a La Sala Penal del Honorable Tribunal Superior del Quindío.

Exclusivo: Periodismo Investigativo Del Quindío   www.periodismoinvestigativo.com.co